El corresponsal de El Mundo en Israel vive en una colonia ilegal

holocausto

holocausto

El periodista Sal Emergui habita en un asentamiento ilegal en territorio palestino
Una periodista pagada por Israel firma noticias sobre Palestina en El País

La creciente presión de la embajada de Israel en España sobre los medios de comunicación ha ido dejando sobre el terreno un panorama cada vez más domesticado y en línea con el gobierno israelí.  La caída de los corresponsales de el País, Juan Gómez, y de Efe, Javier Martín, son bien conocidas, pero no lo es tanto el ambiente general que se ha ido creando y que hace que ya parezca normal que hasta un corresponsal extranjero se instale a vivir en un enclave de colonos que la comunidad internacional considera ilegal.

Sal Emergui, que lleva muchos años vinculado a El Mundo, periódico para el que informa con regularidad, no tuvo reparos en instalarse en una zona que la Unión Europea identifica como colonia israelí (Modi’in, parte de ella construida sobre territorio ocupado en 1967) y más recientemente se ha trasladado a la colonia de Ma’ale Adumin, uno de los mayores asentamientos israelíes en Cisjordania, al Este de Jerusalén. Todo muy normal en el actual marco mediático que ha logrado imponer el Gobierno israelí a los dóciles medios españoles.

Por su parte, la corresponsal de El País vendía las bondades de Israel.
La corresponsalía de El País en Jerusalén ha vivido tiempos muy turbulentos ante la presión que el periódico sometió a Juan Gómez, el corresponsal que sustituó a David Alandete, hoy director adjunto en Madrid. Gómez tuvo la mala suerte de ser testigo de uno de los episodios más impactantes de la última guerra en Gaza, cuando cuatro niños murieron en la playa por un bombardeo israelí, una noticia de enorme resonancia mundial que el País minimizó pese a contar con un corresponsal que había sido testigo de primerísima mano. Las continuas injerencias de Madrid sobre su trabajo acabaron forzando, el pasado diciembre, su marcha del periódico, y desde entonces la corresponsalía la ha asumido en la práctica Noga Tarnopolsky, exdirectora general de Punto Press, empresa que se encargaba de organizar viajes a Israel para periodistas del mundo hispano, financiada en buena parte por Israel y bajo las directrices de la embajada de Madrid.

Este artículo ha sido publicado originalmente en la Revista Mongolia, dentro de su sección Reality News.

Comparte
  • Twitter
  • Facebook
  • email

1 Comentario en "El corresponsal de El Mundo en Israel vive en una colonia ilegal"

  1. El asentamiento ilegal es Modiin Ilit (Modiin alto). La ciudad de Modiin NO es un asentamiento. Ya veo lo que les preocupa a ustedes informar la verdad con precisión..

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*